RAFAEL ÁLVAREZ «EL BRUJO» – EL MAGO DE LA PALABRA

Medalla de Andalucía 2012

“¿Qué existe más allá de la oscuridad de los ojos cerrados?” Esa es la pregunta que se hace una y mil veces Rafael Álvarez El Brujo en Autobiografía de un yogui, su último montaje teatral. Hijos de Andalucía dedica un capítulo al actor, autor, director, juglar y místico nacido en Lucena y criado en Torredonjimeno, y acompaña a El Brujo en un paseo por el madrileño barrio de las Letras, con parada en la casa de Lope de vega, así como hasta el teatro Alcázar de la capital donde representa su último montaje. Un recorrido por su infancia andaluza y su juventud madrileña, por el teatro, la mística y la vida de la mano de directores como José Carlos Plaza o José Luis García Sánchez; la actriz Asunción Balaguer; el dramaturgo José Luis Alonso de Santos, además de familiares del actor.

Lo hemos visto encarnando a mil y un personajes sobre las tablas, aunque el cine y la televisión también han formado parte de una carrera en la que el actor se hizo inmensamente popular gracias a series como Juncal, con gran parte rodada en Andalucía,  o a películas como la adaptación de Fernando Fernán Gómez para el cine, Lázaro de Tormes, película galardonada con dos Goyas de la Academia de Cine español. Para la crítica, cuando lo contradictorio funciona es una chispa y El Brujo lo ha ido consiguiendo a lo largo de su carrera uniendo lo comunicativo, lo divertido lo superficial enganchado con lo simbólico y lo misterioso. Y es ahí cuando salta una chispa sorprendente en sus espectáculos.

Además, la magia del brujo reside en su encanto personal, su atractivo, su capacidad de comunicación con la gente y su interior, su espiritualidad. Un viaje interior que Rafael desgrana en este documental en el que queda patente de donde proviene una grandeza que le hizo merecedor en 2012 de la Medalla de Andalucía al gran juglar de nuestro tiempo.