Francisca García – “Una pastora del siglo XXI”

 

Medalla de Andalucía en 2001

Francisca García Ramírez es una ganadera del pueblo gaditano de Grazalema que en 2011 recibió la Medalla de Andalucía. Los méritos que le han hecho acreedora de esta distinción son los que se destacan en este capítulo de Hijos de Andalucía, titulado Francis García, una pastora del siglo XXI.  La de Francisca es una historia de renuncia, sacrificio y éxito, tardío y rompedor, pero éxito al fin y al cabo. Renunció a estudiar lo que le hubiera gustado: medicina o magisterio. Se sacrificó porque, como hija única, decidió ayudar a sus padres y no faltarles en la hora en que se hicieran mayores. Y aunque nunca había trabajado como pastora o ganadera, tuvo éxito cuando Benito, su padre, pasó de los ochenta, ella se hizo cargo de las ovejas, las cabras y las vacas y sacó adelante la explotación ganadera. Guardó la tradición de su padre pero introdujo criterios modernos de gestión empresarial a su labor y demostró que una mujer puede subir al monte esté nevando o haga 40 grados, y gestionar y dirigir una empresa ganadera igual o mejor que cualquier hombre.

Francisca es, además, la quinta generación de una familia de pastores que siempre ha guardado como un tesoro la pureza de la raza de la oveja merina grazalemeña. Gracias al trabajo de Francisca y de otros ganaderos gaditanos y andaluces, esta raza de oveja ha conseguido superar unos años en que estuvo a punto de extinguirse. Francisca es una mujer menuda pero enérgica, que ama su trabajo y ama su pueblo. Además de ella, en este capítulo aparecen también el alcalde de Grazalema, Carlos Javier García; Antonio Lara Sánchez, de la Asociación de Criadores de Oveja Merina de Grazalema; Howard Davies, empresario británico y amigo de Francisca; Paqui Virués, directora de Radio Grazalema; Carmen del Valle, esposa de un primo de Francisca; y Antonio Lara Mateos, agente de desarrollo local.