Carlos Cano

 

 

Medalla de Andalucía en 1989

Carlos Cano, la vida en cada canción es el título del especial que la serie Hijos de Andalucía dedica al cantante y compositor granadino fallecido en el año 2000. Cantautor imprescindible para entender la reciente historia de Andalucía, rescatador y actualizador de la copla andaluza, Carlos Cano es uno de los artistas andaluces que tiene una producción más amplia, variada y querida por el gran público en la segunda mitad del siglo XX. Este programa especial revisa su historia a través de doce de sus coplas más emblemáticas. Empieza con La miseria, canción dedicada a Granada, su ciudad natal, y continúa con El Salustiano, Verde y blanca y La murga de los currelantes. Alicia Sánchez, su viuda, y sus hijas Amaranta y Paloma Cano nos ayudan a conocer mejor a la persona, al artista y a su obra. Aparecen también Pepe Chamizo, ex Defensor del Pueblo de Andalucía, el jornalero Diego Cañamero, los cantautores Javier Ruibal y Raúl Alcover, el líder andalucista Alejandro Rojas Marcos, la cantante Clara Montes o los periodistas Juan José Téllez e Ignacio Martínez. Todos ellos desgranan con sus comentarios la trayectoria vital y artística de Carlos Cano y nos ayudan a comprender mejor el origen y el sentido de sus composiciones. Tras las ya citadas, el programa profundiza en el Tango de las madres locas, Las murgas de Emilio el moro, Luna de abril, María la portuguesa, Habanera de Nueva York, o la Guantanamera. Este capítulo de Hijos de Andalucía, que arranca con tres canciones del disco A duras penas, acaba con la música y los comentarios de tres amigos de juventud de Carlos Cano a la Habanera imposible. Es ésta una declaración de amor que Carlos dedicó a Granada, ciudad en la que falleció un 19 de diciembre del año 2000 cuando le faltaba poco para cumplir los 55 años.